“Qué pena me das…”

Qué pena me das, España,

qué pena me das, mi patria,

qué pena me da encontrarte

hundida en un laberinto

de miserias ofuscadas.

Qué pena me da tu vida,

tu piel, tu cuerpo, tu alma,

y tu silencio marchito,

y tus ojos cenicientos,

y tu voz sin esperanzas.

Qué pena me dan tus gentes

guiadas hacia el infierno

por cien mentes de hojalata

y tus hombres cabizbajos,

tus mujeres maltratadas,

tus niños tergiversados,

tus sueños, tu sol, tu sombra,

tu espíritu, tus entrañas.

Qué pena me da tu tierra,

y tus campos y tus montes

destruidos por las llamas.

Qué pena me da el sonido

de las bombas, cataratas

de miseria y podredumbre

bajo la voz de la nada.

Qué pena me da tu ahogo,

tu historia manipulada,

tus millones de parados,

tu triste desesperanza,

tu camino cercenado,

tu sangre coagulada,

tus miles de sueños rotos

caminando hacia un abismo

de terrores sin palabras.

Qué pena me das, qué pena,

qué pena me das, España.

 

© Blanca del Cerro

© 2018 Blanca del Cerro